Prolapso de órganos pélvicos

Existen múltiples factores que debilitan los músculos del suelo pélvico:

Por el embarazo y el parto

El peso creciente del útero durante el embarazo, los cambios hormonales y la dilatación que se produce durante el parto, son las causas fundamentales de debilitación de la musculatura pélvica. Mujeres de pelvis estrecha, partos múltiples, desgarros vaginales o recién nacido de alto peso, son factores que agravan o condicionan la aparición. 

Por cirugías en la zona de la pelvis

Al realizar cirugías en ésa zona pueden afectarse los músculos o Bien en los procesos de cicatrización de la zona.

En la menopausia

Músculos y tendones del suelo pélvico pueden verse afectados en su flexibilidad por los cambios hormonales que ocurren en la menopausia.

En el envejecimiento

Porque supone una pérdida progresiva de masa y tono muscular.

Herencia

En el 20% de las mujeres existe una debilidad congénita, heredada, de la musculatura de la pelvis, lo que facilita la aparición de la misma.

Obesidad

El sobrepeso afecta a la cavidad abdominal.

Estreñimiento

El sobreesfuerzo diario a que se somete a la musculatura abdominal para vencer el estreñimiento, debilita la musculatura pélvica.

Hábitos diarios

Practicar deportes en los que haya incremento brusco de la presión abdominal (baloncesto, tenis, atletismo, ciclismo, halterofilia, etc.) o el vestirse con prendas ajustadas, tocar instrumentos de viento, la tos crónica por el tabaco, etc., son factores que debilitan la musculatura pélvica.

Diagnóstico

En la Clínica Amnium te atenderá la Dra. Teresa Díaz, experta y Máster en Suelo Pélvico, para realizar el mejor diagnóstico con las pruebas complementarias que precises (ecografía de suelo pélvico, urodinamia, pruebas analíticas, etc.)

Tratamientos

Rehabilitación o fisioterapia. Electroestimulación. Bien para prevenir o para tratar. Ejercicios de Kegel  Terapia con conos vaginales de material plástico y pesos cada vez mayores, que se introducen en la vagina y que provocan una retención mediante contracción de la musculatura. Dispositivos de bio feedback que permite enseñar a la paciente que músculos contrae en cada momento y con que   intensidad.

Tratamientos médicos

Existen actualmente medicamentos para el control de la incontinencia, que reducen la intensidad de los síntomas.

Tratamiento regenerativo con el Láser GynaleseTM

Tratamientos quirúrgicos

Una de cada tres mujeres necesitan mas pronto o mas tarde cirugía con procedimientos generalmente mínimamente invasivos. Un diagnóstico correcto y precoz, pérdida de peso antes y después de la operación, mediación eficaz y rehabilitación son junto a la cirugía herramientas muy potentes para evitar la incontinencia urinaria.