Endoscopia ginecológica

La endoscopia ginecológica es una disciplina quirúrgica que emplea instrumentos ópticos, especialmente diseñados para ayudar al diagnóstico de los desórdenes o patologías más frecuentes en la mujer, como es el caso de ciertas causas de infertilidad, de pequeñas hemorragias vaginales o pólipos endometriales, entre otros. La endoscopia ginecológica utiliza para estos fines la histeroscopia y la laparoscopia.

La endoscopia es la observación directa de un órgano o cavidad mediante un endoscopio que se introduce a través de orificios naturales o de pequeñas incisiones. De esta manera, obtenemos una información más concreta y fiable que utilizando otras técnicas exploratorias externas.

Endometriosis

La endometriosis es una patología benigna, en muchos casos silentes, y debes reconocer las señales. Si tus reglas son muy abundantes o tienes fuertes dolores menstruales, es posible que sufras endometriosis. Diagnosticarla cuanto antes es fundamental para poderla controlar con éxito.

La endometriosis es una patología benigna que se da cuando el endometrio (la capa de mucosa que recubre el útero por dentro) crece en otras áreas del abdomen que no le corresponden, y puede asentarse formando placas o quistes que pueden provocar fuertes dolores y dar lugar a dificultades a la hora de quedarse embarazada.

La endometriosis es una enfermedad que afecta a un 10% de mujeres en edad fértil y que puede causar principalmente: dolor e infertilidad. Se estima que entre un 30-40% de mujeres con endometriosis pueden tener dificultades para llegar a conseguir un embarazo espontáneo.

En la Clínica Amnium los mejores especialistas en endometriosis y endometriosis profunda te aconsejaran en el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad.

Miomas y pólipos

Miomas y pólipos son los dos problemas más frecuentes que suelen afectar al útero. Muchas mujeres no saben que tienen alguna de estas anomalías, ya que sus síntomas suelen confundirse con lo que se cree que son menstruaciones normales.

Las señales más evidentes son reglas muy abundantes o dolorosas, que impiden que puedas llevar tu rutina con normalidad. Estas alteraciones en la menstruación pueden indicar la presencia de miomas (o crecimiento de las fibras musculares que forman la cubierta del útero), pólipos endometriales (crecimiento localizado del endometrio) y adenomiosis (endometriosis dentro de las fibras musculares del útero).